Barreras de la Creatividad

Publicado: 2014/03/16 en Gloria García

La creatividad no es más que la unión de la imaginación con lo práctico, nosotros nos podemos imaginar algo y mediante lo práctico lo podemos llevar a cabo, utilizando para ello todos nuestros conocimientos.

El ser creativo implica saber combinar los conocimientos que tenemos para desarrollar algo novedoso y funcional. Decimos novedoso y funcional porque lo que desarrollemos tiene que ser algo que no exista, o bien una mejora de algo ya existente, en ambos casos se tiene que satisfacer una necesidad, ya sea personal, corporativo social.

Sin embargo, como todo en la vida, ser creativo no es fácil; esto debido a la gran cantidad de barreras que la misma sociedad le ha impuesto a la creatividad.

Entre las barreras que obstaculizan la creatividad destacamos dos tipos:

f196f3b9f3ade0d7236c1033104c6d38

  • Personales: encontramos las propias de cada individuo o psicológicas (el miedo al cambio, la rutina de la vida y el temor a equivocarse).
  • Educativas: éstas son producto de la educación que recibimos desde nuestra niñez en las aulas. Dentro de estar barreras se encuentran las que tienen su origen en la falta o existencia de conocimientos.

Nuestro sistema educativo está orientado, en gran medida, a enseñarnos que sólo existe una respuesta correcta para cada problema. Desafortunadamente de los problemas que se nos presentan a diario no tienen una solución única, ya que dependiendo del punto de vista con que se analice el problema se decidirá su solución.

“Una persona creativa es aquella que sobrevive al trauma llamado Educación”

Las barreras más importantes que nos restan habilidad y capacidad, son fácilmente reconocibles por nosotros, ya que se nos presentan cada vez que estamos llevando a cabo un proyecto.

  1. Tratar de encontrar la respuesta “correcta”-Nuestra educación se centra en encontrar siempre la respuesta correcta. Esto es útil desde el punto de vista social, pero daña nuestro pensamiento creativo ya que los  problemas de la vida real son ambiguos. Casi nunca hay solo una respuesta correcta, y a menudo esa segunda respuesta es mejor que la primera. Es recomendable tratar los problemas desde diferentes puntos de vista, con sus respectivas soluciones, para llegar a una mejor solución.
  2. Pensamiento lógico-No solo es que sean ambiguos los problemas de la vida real, sino que a veces son ilógicos. Nuestro pensamiento lógico es, a veces, un impedimento a nuestra creatividad y capacidad de resolver problemas. Una buena forma de superar este límite es utilizar metáforas, que nos comunican las ideas a resolver pero sin las limitaciones de la verdad.
  3. Seguir las reglas-Es  muy cómodo seguir las reglas y utilizarlas para desarrollar un método de pensamiento. A menudo, estas reglas establecidas limitan de tal manera nuestro pensamiento que nos dejan avanzar.
  4. Ser práctico-La practicidad, al igual que la lógica, es útil a la hora de la ejecución,  pero puede limitar seriamente e incluso impedir  el desarrollo de la idea. Por eso, es interesante no dejarse llevar por el hecho práctico y dejarse llevar por el”¿Qué pasaría si…?”
  5. Jugar no es trabajar- Probablemente jugar sea el mayor estimulante para el pensamiento creativo. Tenemos la idea  hay que ser serios y trabajar duro para conseguir las cosas, pero a menudo, jugar duro y trabajar duro es lo mismo.
  6. Ese no es mi trabajo-Estamos en una era de super-especialización que nos limita tremendamente a desenvolvernos solo dentro de nuestro espacio. Seguramente es una buena idea explorar otros terrenos alejados del nuestro para que las ideas acudan más rápidamente y mejor. Es algo así como hacer de explorador para descubrir nuevas rutas soluciones.
  7.  Ser una persona seria-Parece que la capacidad de resolver problemas duros viene como consecuencia de ser una persona seria, sin  permitirse licencias. Date permiso a ti mismo para bromear y hacer el tonto y probablemente te de la capacidad de valorar las cosas en su justa medida.
  8. Evitar la ambigüedad-Sabemos racionalmente que cada situación es ambigua en algún sentido. Sin embargo,  las personas tendemos a no querer la ambigüedad y a quedarnos con hechos absolutos. Sin embargo, cierto grado de ambigüedad es sinónimo de innovación.
  9. Estar equivocado es malo- Odiamos equivocarnos, pero es la mejor forma de avanzar. Edison se equivocó 1800 veces antes de crear la bombilla que funcionaba. Edison no tenía miedo de equivocarse. De lo que más aprendemos es de nuestros errores.
  10. No soy creativo-Decir que no eres creativo es como decir que no eres un ser humano. Nuestra creatividad se ve limitada por a forma que tenemos de pensar. Si nos decimos a nosotros mismos que no somos creativos, esta afirmación se vuelve real  y dejamos de ser creativos. La creatividad también se entrena, y ese entrenamiento es ser capaces de eliminar nuestras limitaciones de pensamiento. Cuanto más intentemos ser creativos y superar barreas, más creativos volveremos.

Referencia:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s